Tres Historias de Rencor

GUIONISTA

Cecilia Audisio

SINOPSIS

Fernanda (35) vive con su madre. Una mujer muy malhumorada, con una personalidad dominante y entrometida, que desde pequeña la ha tenido sometida. La economía del país está en crisis, solas, las mujeres viven de dos pensiones que cada vez alcanzan menos, es así que Fernanda decide buscar trabajo. Consigue un puesto como repositora de supermercado. Años, alejada de la vida social y la tecnología, por influencia de sus compañeros, Fernanda se compra un celular. 

A su madre no parecen gustarle estos cambios y comienza a volverse cada vez más molesta y estricta. Por otra parte, Fernanda nunca ha tenido ni relaciones amorosas, ni amistades. En su nuevo trabajo conoce a Eva, una chica muy agradable con quien comenzará una muy buena amistad. Tener celular, la lleva a hacerse redes sociales. Una extraña cuenta de instagram de confesiones de todo tipo comienza a seguirla. Influenciada por una historia en particular, comienza a tener pensamientos homicidas. Al tiempo que sus deseos de liberarse y poder vivir una vida autónoma, aumentan. 

Otilia (75) lleva más de 50 años de casada con Carlos. Su relación está sumamente desgastada, llena de frustraciones y antiguos rencores. La mentalidad y forma de vivir de Carlos es sumamente machista, por lo que él se la pasa leyendo el diario y haciendo lo que quiere, mientras ella es la esclava de las tareas del hogar.  Otilia asiste a un taller de literatura para jubilados. De tarea deben llevar un cuento corto que los haga sentirse identificados. Navegando en internet, en la notebook que hace poco su vecino Miguel le enseñó a usar, encontrará el cuento perfecto. Un pequeño relato de Marco Denevi, en el cual una mujer decide comunicarle a su esposo que va a matarlo. A Otilia le queda en la cabeza rondando la idea.

Jorge y Miguel (51) son dos hermanos mellizos. Jorge nació con unos minutos de diferencia, y con muchas complicaciones de salud. Miguel ha pasado toda su vida cuidándolo. Sus padres murieron hace mucho tiempo ya, pero desde pequeños, debido al delicado estado de salud de Jorge, le pusieron sobre las espaldas esta tarea a Miguel. Miguel siente que de alguna forma su hermano sufre así por su culpa. Sin embargo, toda una vida de estar atado a su gemelo y ser su enfermero han provocado un gran desgaste y un cansancio en él, quien siente que no puede tener su propia vida. Tiene una señora que lo ayuda, pero con su modesto sueldo no puede pagar otra más. La situación se ve agravada cuando un nuevo amor, Jennifer, que conoce a través de Skype por su trabajo, aparece en la vida del hermano sano. Después de todo Jorge está muy enfermo y está sufriendo mucho. Qué clase de vida es esa, podría buscar la forma de hacerlo pasar como una “muerte natural”. Miguel es amante de las plantas y las especias, eso le puede servir. Éste y otros pensamientos rondarán por la cabeza del protagonista.

Un barrio, tres historias de rencor. Una atmósfera de tensiones que va creciendo. El calor, la humedad, la pesadez que acrecientan las sensaciones de hartazgo. Diferentes finales y un crimen. Afuera está tranquilo, el sol raja el pavimento. Después de que le rompiera el celular y una catarata de retos y reproches se suscitara, Fernanda comienza a ahorcar a su madre hasta dejarla casi muerta. Se detiene, la mira. En la casa de Jorge y Miguel, el segundo está decidido a matar al primero, ya lo tiene todo pensado. Pero algo lo descoloca, harto de convivir con el dolor y el sufrimiento Jorge decide pedirle ayuda a su hermano para morir, una especie de eutanasia.. Miguel se larga a llorar. Carlos y Otilia están almorzando. Otilia le avisa a Carlos que ya se decidió, que lo va a matar, pero Carlos es sordo y no la escucha. Esa va a ser su última comida, Otilia agarra el cuchillo. Fernanda sale por la puerta, afuera está esperándola su amiga, ya nunca volverá a esa casa. Pasan caminando al frente de la casa de Otilia y Carlos. A lo lejos las sirenas de la policía comienzan a escucharse.